© 2016 por la Asociación Aeroespacial de la ESIME Ticomán

March 30, 2018

Please reload

Recent Posts

Un vuelo sin alas

March 7, 2018

“Llegará el día que el hombre vuele sin alas” Fueron las palabras del ingeniero aerodinamicista de origen alemán Alexander Lippisch durante el periodo de posguerra, tiempo en el que ya laboraba para la empresa Convair en EUA, y que es reconocido como el padre del ala delta.

Durante los años 60’s en que la NACA cambiaba su nombre a NASA, se dio una escuela de pensamiento que postulaba la creación de un vehículo espacial, reutilizable y que fuese controlado aerodinámicamente por el piloto; fue cuando apareció en escena Dale Reed.

 

Fuente: Sierra Nevada.

 

Dale Reed tuvo la idea de diseñar un pequeño modelo radio controlado de una aeronave, pero que carecía de planos sustentadores, es decir, alas. El modelo era más un medio cono con la parte superior plana y la parte curva en el lado inferior de la nave, y con doble deriva así como elevones fijados al exterior de los planos verticales. Fue remolcado para su vuelo y tuvo relativo éxito; Dale grabó en cintas de película los vuelos y con ellos convenció al director del centro de investigaciones de vuelo de la NASA de construir un avión de tamaño real.

 

Así nació el M2-F1, que a los mandos del piloto de pruebas de la nasa Milt Thonpson realizó unos saltos remolcado por un vehículo Pontiac, esto fue necesario para comprobar el sistema de control del avión; una vez que fue satisfactorio, el M2-F1 voló remolcado por un NASA C-47, y realizó el primer vuelo de planeo el 16 de Agosto de 1963.

Le siguió todo un programa de Fuselajes de Sustentación, como fueron llamados; los integrantes de dicho programa de pruebas fueron el M2-F2, M2-F3, HL-10, X-24 A y el posterior X-24 B; este último marcó el final de los aviones experimentales propulsados por cohetes.

 

 Fuente: NASA.

 

El programa de Fuselajes de Sustentación allanó el camino para el diseño del Transbordador Espacial; e incluso convencieron a la NASA que el vehículo podría aterrizar planeando, lo que ahorró toneladas al diseño al prescindir de motores cohetes para el aterrizaje, incluyendo el combustible.   

Por décadas el concepto de Fuselaje de Sustentación quedó rezagado, y no fue hasta años recientes en que la empresa Sierra Nevada Corporation propone el concepto de Fuselaje de Sustentación, y presenta a la NASA el Dream Chaser. La nave comprende dos versiones, una tripulada y otra con sistemas de vuelo autónomo con la finalidad de asegurar la entrega de suministros a la Estación Espacial Internacional. En meses recientes el Dream Chaser realizó vuelos de planeo liberado por un helicóptero a altitud media. El éxito del vehículo durante sus pruebas de vuelo, le aseguró el contrato de la NASA para entrar en operaciones.

 

El adagio reza: No hay nada nuevo bajo el sol; y parece que el reemplazo del transbordador espacial, renace en el concepto que precisamente le dio vida, los Fuselajes de Sustentación.

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Follow Us
Please reload

Archive
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square